¡SOS! Intervención Perú

 

Lo que muchos sabemos, pero no hacemos: ¡cuidar el agua!

¡Cuidar el agua! Mucho se habla de este tema, incluso es una frase trillada que muchos escuchan como si fuese una más. Sin embargo, la pregunta es: ¿cuántos en realidad hemos interiorizado este concepto y más aún, cuántos estamos haciendo algo para cuidar este valioso recurso? Porque no hay duda de algo: el agua es un valioso recurso.

En la actualidad, según los estudios, el vertimiento de aguas residuales domésticas sin tratar es la mayor fuente de contaminación hídrica. Además, de acuerdo con datos del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), en Perú se generan 2 217 946 m3 por día de aguas residuales descargadas a la red de alcantarillado de las empresas prestadoras de servicios de saneamiento y sólo 32% de éstas recibe tratamiento. Además, cada habitante peruano genera 142 litros de aguas residuales al día. Y en Lima, la capital, son tres litros adicionales por habitante; es decir, 145 litros de aguas residuales al día. Esta huella es la que podemos disminuir.

Podemos llevar a cabo pequeñas acciones, como las siguientes:

  • Colocar botellas con agua en el inodoro puede ahorrar del orden de 17 mil litros de agua en seis meses —un inodoro puede llegar a arrojar entre 8 y 10 litros de agua por descarga
  • Innovar con sistemas de tratamiento primario para tratar aguas provenientes del lavado de ropa, manos, vajilla y reutilizar dicha agua en el lavado de vehículos y riego de plantas, por ejemplo.
  • Participar y compartir eventos que ayuden a promover el cuidado del agua; con ello ayudamos a difundir el mensaje.
  • Ser coherentes, no exigir y no pedir que nuestro entorno más cercano cambie si el cambio no empieza en nosotros. Lo mejor es hacerlo con el ejemplo.

¡Cuidar el agua!, así como el principio de Defensa Civil, es tarea de todos. No por obligación, sino porque cada uno de nosotros forma parte de este ecosistema, y cumplimos una función, un nicho ecológico.

Así, debemos ser capaces (por ser seres racionales) y querer (por ser seres emocionales) hacer lo posible por cuidar, proteger y valorar este elemento que permite la vida. Ya no es más una posibilidad su escasez si no tomamos acción.

Mientras más entendamos nuestra íntima relación con el agua, más conscientes seremos con nuestra vida.

Puedes contactar a la autora de este artículo, Lisset Katherine Gomez Cari, Integrante del Programa Juvenil de Voluntariado Ambiental por el Agua, Perú,

en el correo electrónico: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.   telefóno: 00 51 989 76 23 59 

 

Fuentes de referencia: 

Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (2014).Fiscalización Ambiental en Aguas Residuales.Disponible en: OEFA

 

 

 

 

 

ana ces cetis12 catedra ConsejoEstataldeInvestigacio nCienti ficayDesarrolloTecnolo gico dgdcunam universum rede de educacao
   ConsejoConsultivo

 

agua-org

 

 

la-vida-es-agua

 
palacio
 inecc